¡Síguenos en  y en !

Historia

FUNDACIÓN

No se ha podido concretar con exactitud la fecha de fundación del CENTRO NATACIÓN HELIOS. Sin embargo, se ha dado comúnmente como buena (y aceptada oficialmente en nuestros días) el 23 de julio de 1925, ya que fue ese día cuando quedó registrado en la Sección de Montes y Propiedades del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza el acuerdo de su Comisión Permanente de dotar un solar de la conocida arboleda de Macanaz y destinarlo a "solarium".

Fue Leoncio Labay el promotor principal de la fundación de Helios y el 14 de agosto de ese mismo año se redactó el primer reglamento, quedando constituida, doce días más tarde, la primera junta directiva del centro, siendo nombrados presidente don Leoncio Labay, vicepresidente don Esteban Pérez, secretario don Luis García, vicesecretario don Mariano Ramos y tesorero don Joaquín Ibáñez.

De esta manera y por iniciativa de un grupo de entusiastas, practicantes del vegetarianismo, amantes de la vida sana y del naturismo, nació nuestro club.

En 1942 se pusieron en vigor otros nuevos estatutos que cambiaron la denominación del centro, que hasta entonces había sido Centro Naturista, por el actual de CENTRO NATACIÓN HELIOS.

LOS PRIMEROS AÑOS

Gracias a la desinteresada colaboración de los escasos socios que componían el grupo fundador, se acometió la primera gran obra del centro en el primer año de su fundación. Se construyó un chalet que se mantuvo en pie tras la gran riada del Ebro en 1926 y que arrasó todo lo que habían construido los hombres de Helios.

Desde 1926 y de acuerdo con el Ayuntamiento de Zaragoza, Helios organizaba festejos deportivos en las fiestas del Pilar. Los socios iban en aumento y así empezó la relación con la sociedad zaragozana y aragonesa, que se mantiene hasta nuestros días.

Además de la labor deportiva, en Helios se realizaron infinidad de obras sociales acogiendo a los niños de los colegios de la ciudad en jornadas festivas y en vacaciones, para someterles a reconocimientos médicos y para enseñarles a practicar y amar el deporte, en especial la natación.

La práctica deportiva aumentaba. La gimnasia y la natación habían dado un paso importantísimo y el espíritu olímpico se instaló en el centro al recoger los ecos de la Grecia clasica junto al río Ebro como brote inicial del deporte en los clubes de España.

Remeros, nadadores, baloncestistas, montañeros, piragüistas... formaron los primeros equipos oficiales en el ámbito del deporte aragonés. Sonaba Helios y se llegó a tener hasta 15 secciones deportivas, siendo las más importantes las de baloncesto, balonmano, halterofilia, natación, pelota, piragüismo, remo y waterpolo.

En varios de sus deportes dio grandes figuras, por lo que tiene Helios un brillante palmarés deportivo y una extensa galería de deportistas galardonados con los honores de la internacionalidad.

En 1935, gracias a la cuota mensual especial reintegrable de una peseta, se construye la primera piscina del club, lo que supone un punto de inflexión entre los primeros años y su consolidación.

Por cierto, las pesetas reintegrables nunca fueron devueltas. Empieza la grandeza de Helios.

LAS PRIMERAS INSTALACIONES

Juzgados de inmorales cuando se creó el Centro Naturista Helios, los hombres y mujeres de Helios han preconizado las exigencias del verdadero deportista, invitando a huir de las drogas y a utilizar el tiempo libre en el deporte, mensajes que son de vigente actualidad.

El CENTRO NATACIÓN HELIOS sufrió absurdas embestidas en las que, de no haber sido por la tenacidad de sus socios y socias, un gran club deportivo se hubiese hundido en el Ebro. Pero el estilo de Helios es tal que logramos captar la simpatía de los que no pertenecen a él, logrando la amistad y el reconocimiento de la labor de nuestros deportistas.

En 1951 se inician las gestiones de compra de los terrenos en los que hoy se asienta el gran Club. Sobre 13.000 metros cuadrados, a 20 pesetas el metro cuadrado, se asienta lo que hoy constituye la sede de 14 secciones y 2 servicios deportivos que acogen a más de 2.000 deportistas federados y a casi 14.000 socios que pueden hacer uso de las instalaciones y del asesoramiento de sus técnicos.

ACTUALIDAD

La convivencia social transcurre por las instalaciones sociales y deportivas repartidas por los 65.000 metros cuadrados de la actualidad. El emblemático Lago, verdadero punto neurálgico de la vida social del CENTRO NATACIÓN HELIOS en verano, punto de encuentro y reunión, hace latir el corazón de los niños y mayores que disfrutan de la naturaleza en pleno centro de la ciudad de Zaragoza a menos de 300 metros de la Plaza del Pilar, y viendo transcurrir el río Ebro, siempre apacible y generoso, pero guerrero y asolador cuando la naturaleza desea recordarnos que ahí está.

Año tras año, y hasta nuestros días, el gran proyecto de Helios ha ido consumándose. Sin final, hasta la perfección, los proyectos llevados hasta la realidad han dado paso a los actuales plan estratégico y plan director de instalaciones para modernizar y mantener el CENTRO NATACIÓN HELIOS en el vértice del desarrollo social y deportivo de la historia de Zaragoza.